Día internacional del café ¿Donde ir?

Octubre comienza celebrando a una de las bebidas más amadas por todos: el café. Esa que te acompaña en las noches largas de estudio, que te hace empezar bien el día, te alegra el break del trabajo, te junta con amigos… El café es sinónimo de buenos momentos. 

En los últimos años en Buenos Aires, la importancia de ofrecer un buen café aumentó notablemente. No es casualidad que cada vez abran más cafeterías de especialidad o que las que no lo son se preocupen por la elaboración correcta de la bebida.

Se preguntan: ¿qué es el café de especialidad? La definición técnica de la SCA (Speciality Coffee Association) nos dice que son los granos con una puntuación en taza de 80 o más.

Desde lo práctico, hablamos de café orgánico cultivado, procesado y preparado con las mejores prácticas que garantizan su calidad. Esto incluye formación, método ¡y pasión! en todos sus protagonistas: caficultores, tostadores, baristas.

En lo subjetivo, es un “viaje de ida” para el paladar (Mi fuente fue @maryeeu, una grosa en el tema!).

Hoy les dejó algunas de mis cafeterías preferidas, esas a las que vuelvo cada que vez que puedo! Algunas ya tienen sus mesitas en la calle, otras siguen funcionando con Take Away:

USINA CAFE: mi primer encuentro con el café de especialidad fue en este lugar. Me preguntaron cómo me gustaba y no sabía que responder. Toda ilusa dije: “solo quiero un café con leche”. El chico que me atendió se rió y me dijo que se llamaba Latte; desde entonces empecé a conocer un poquito más del tema, conocer otros lugares, pero principalmente aprendí a diferenciar el buen café del tradicional. Fue una de las primeras reseñas que escribí en Instagram y me súper acuerdo que comí un Croque Monsieur riquísimo. Volví muchas veces más después de eso y siempre la experiencia fue positiva. Te tomás un café bien hecho, comés rico y te atienden súper. (Si era la primera foto que no se note!)

SURRY HILLS: están en Palermo hace un poquito más de un año y es todo un éxito! Tati y Feli son los creadores de este hermoso lugar, que abrieron luego de volver a la ciudad tras tres años de vivir en Australia, la capital cafetera del mundo. Surry Hills se diferencia principalmente por su vibra australiana y su menú que, siguiendo con esa línea aussie, también tiene algunas opciones novedosas. Se destacan las preparaciones más del estilo de “brunch”. Entre ellos: los eggs Benny en croissant, la Avo Toast -mi preferida- y el Bacon and Egg Roll. Utilizan todos productos de primera, panes de masa madre y varias de las cosas dulces que tienen las compran a pequeños productores locales. La visita a Surry siempre es un placer, todos te reciben con una sonrisa enorme!

RONDÓ CAFÉ: esta cafetería supo ser mi visita fija cada vez que salía temprano de la facu; el café es riquísimo, el lugar súper tranquilo y hay muchísimas cosas para acompañar. Abrieron en julio de 2018 inspirados en la cultura del café de especialidad que vieron cómo avanzaba mucho en otras grandes ciudades del mundo pero, en Argentina, no se le estaba dando el lugar primordial que debía. Inauguraron su local en Recoleta, con el que buscaban crear una experiencia que fuese complementaria entre la calidad del café, la calidad de la comida y la atención, lo cual lograron muy bien. Actualmente están utilizando un café de Guatemala Bourbon/caturra; para estos días calurosos tienen una carta de fríos que incluye un Cold Brew macerado 12 horas que lo hacen con una infusión de cítricos. Para acompañar el café tienen una amplia carta de pastelería. Se destacan los budines, croissants y sus alfajores que fueron furor en esta cuarentena (particularmente el de pistacho).

NININA CAFÉ: con una sucursal en Holmberg, otra en Palermo y otra en el MALBA, Ninina ofrece un café excelente. Desde 2017 tuestan su café en el local de Holmberg y actualmente ofrecen 6 variedades diferentes que pueden disfrutarse en los locales o pueden comprar los paquetes para preparar en casa. La propuesta gastronómica para acompañarlo también es excelente.  Elaboran todo artesanalmente y tienen un montón de cosas para elegir; recomiendo mucho las tortas y su opción de brunch (que hoy también pueden pedir para disfrutar en casa). Los locales son hermosos, llenos de luz y gigantes. 

TRIPPIN CAFE: está en Retiro, a pocas cuadras de la estación Gral. San Martin del subte C. Un espacio de paz y tranquilidad perfecto para que, quienes trabajan por la zona, puedan relajarse un poquito. Mi experiencia en Trippin siempre fue buena, solía volver por la Avo Toast y un café, que te lo sirven junto con una tarjetita que indica el tipo de grano que estás tomando (detalles que suman muchísimo!). El lugar está inspirado en viajes y es súper amplio, además adelante tiene un espacio lindísimo al aire libre. Para acompañar el café hay de todo, desde sandwiches y tostadas hasta budines y tortas. 

Soy muy consciente de que aún me quedan muchísimas por conocer y otras que me olvidé de mencionar, pero ya habrá tiempo para seguir la recorrida! Una vez que te adentras en el mundo del café de especialidad, dificilmente vuelvas a tomar otra cosa.

¿Cual es tu cafetería preferida?

Hoy es el día internacional del café y es una oportunidad perfecta para hablar de como avanzó el café de especialidad en la ciudad. Te dejo 5 cafeterías que me encantan!
Suscribite y enterate todas las novedades!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *