Organico, saludable y delicioso: la experiencia en B-Fresh Store

Cada vez es más la gente que se preocupa por qué comer y por el origen de los ingredientes que consume, acompañado por un interés particular en tener una alimentación tanto variada como equilibrada.

Actualmente, en Buenos Aires, son varios los lugares que están tomando conciencia al respecto y ofreciendo al cliente un producto sin secretos, elaborado con ingredientes frescos y en su mayoría sin procesados o refinados.

Uno de los pioneros en esto fueron Martín y Clara, los dos hermanos que desarrollaron B-Fresh Store, un restaurant de comida 100% saludable + un market también saludable lleno de productos (muchos de los que se utilizan en la cocina). Todo comenzó con un viaje de Martín a Boston para hacer unos estudios de inglés por seis meses. Allí, tuvo la visión de un emprendimiento con el foco en la comida saludable.

Abrieron sus puertas en abril de 2018, con un diferencial que hasta entonces no era muy fácil de encontrar en la ciudad: por un lado, el tipo de comida que elaboran; por otro, que se priorizan insumos orgánicos certificados desde las frutas y verduras, hasta las harinas. Y como si esto no fuese lo suficientemente bueno, en la cocina de B-Fresh tampoco se usan aceites. La comida es artesanal y cuidada para cada plato que se sirve.

Martín me comentó que ellos son 100% transparentes en lo que ofrecen, ya que “cuando se dicen los ingredientes no se oculta nada y eso la gente lo valora muchísimo, porque no sucede en todos los lugares que ofrecen este tipo de alimentación real y saludable realmente”. Hay muchos que adoptan esas palabras por una cuestión de marketing, y no les interesa cumplirlo.

La propuesta es vegetariana, vegana y mayormente libre de gluten. No utilizan harinas ni azúcares refinados y cada uno de los platos está equilibrado nutricionalmente en proteínas, grasas saludables y carbohidratos. La carta es corta, pero tiene opciones muy variadas. Hay una sección de entradas que incluye algunas propuestas interesantes como el carpaccio de atún rojo, el sushi raw o los higos tibios con queso azul. En cuanto a los principales, pueden elegir entre ensaladas, pollo, pizza, sandwich o falafel, claro que todo es orgánico!

Nosotros comenzamos con un tostón de batata con guacamole y huevo pastoril a la plancha. Estuvo muy bien como entrante, nos pareció interesante el reemplazo del pan por la batata, aporta un dulzor buenísimo.

Luego continuamos con la Salmon Salad con arroz yamani, cilantro, almendras, salmón gravlax, maracuyá, zanahorias glaseadas, manazanas asadas y nueces; y por otro lado el pollo pastoril acompañado de verdes, hummus, tomates y zapallo asado, cebolla caramelizada y pepinos en vinagre.

Ambos vienen en el tamaño perfecto. La ensalada es excelente, si bien parece que el sabor será muy dulce por lo que trae, nos sorprendió que tenía el dulzor justo. El maracuyá combina demasiado bien con el salmón.

El pollo es un plato más bien tradicional, no estaba para nada seco y el hummus que acompañaba nos llegó al corazón, super sabroso. Nos faltó el toque de dulzor de las cebollas caramelizadas, pero nada muy grave.

Ahora, nuestra parte preferida: el postre. Quedamos anonadados con las pastelería saludable de este lugar, no sólo porque tienen un montón de cosas para elegir, sino que además los sabores están increíblemente logrados. Probamos el brownie tibio con cremoso de castañas de té matcha y limón, súper humedo, con muchas nueces y un gusto intenso a chocolate. Además de una porción de Carrot Cake, mega esponjosa y con un frosting fantástico.

Para finalizar, no puedo dejar de destacar el café orgánico de especialidad que utilizan; tienen las preparaciones típicas y algunos métodos de filtrado. Pueden pedirlo con leche tradicional o con cualquiera de sus leches vegetales (coco, almendras, avellanas, castañas).

El proyecto no termina acá; los hermanos que tanto éxito tuvieron con su emprendimiento tienen en mente una nueva cocina de producción para realizar venta de viandas (almuerzos y cenas) y productos elaborados por ellos mismos. Así la gente podrá disfrutar la misma comida de B-Fresh pero en casa o en la oficina,  le será enviada por delivery, y además podrá stockearse para la semana.

Si están buscando comida saludable, natural y deliciosa, tienen que ir a B-Fresh. Es una experiencia hermosa, acompañada por un lugar lindísimo, lleno de luz natural.

 

En B-Fresh encontras alternativas para disfrutar en cada momento del día. Todo elaborado en el día, en su cocina, libre de refinados y con ingredientes, en su mayoría, orgánicos!
Suscribite y enterate todas las novedades!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *