Surry Hills: con amor, de Sydney a Buenos Aires

Si hay algo que festejo y mucho son las nuevas aperturas, aquellas que buscan romper el molde e innovan, poniendo todo su amor y dedicación en el proyecto. Esta vez lo hicieron dos grandes personas, a quienes conocí hace poco: Tati y Feli, de esos que siempre vas a ver con una sonrisa. Ellos crearon Surry Hills, una cafetería de especialidad en Palermo que está dando que hablar.

Están en pareja hace 9 años, de los cuales 3  vivieron en Australia (en Port Douglas, Melbourne, Gold Coast y Sydney). Tres años que pasaron no sólo trabajando y viajando, además aprendiendo e instruyendose en el tema del café. Feli es un verdadero fanático, había hecho un curso de barista antes de viajar, allá siguió adquiriendo conocimientos y claro que practicó. 

¿Por qué Surry Hills? Fue el primer barrio en el que vivieron, ubicado en Sydney, tiene una onda hipster y es mega cafetero; fue allí donde se enamoraron del proyecto de tener un café propio. Para los que no saben, en Australia el café de especialidad está muy desarrollado, en todo el país hay aproximadamente 20 mil tiendas de café. 

“Surry Hills fue el barrio que nos adoptó apenas llegamos” cuenta Tati, por eso el nombre. Era un lugar con muchas pendientes, por eso también eligieron el logo.

La vibra de Surry es 100% australiana: allá las cafeterías son súper tranquilas, minimalistas, tienen un nose que especial, muy diferentes a las de Buenos Aires. Si tuviste la suerte de conocer Australia, cuando entres vas a sentir que viajas nuevamente por un ratito. Hay varios detalles que adoptaron del país como los nombres de la comida, que son abreviaciones (por ejemplo los eggs benny en lugar de eggs benedict); además de platos que allá se encuentran en cada café como el Egg Roll, Avo Toast, Croissant de almendras, entre otros.

El menú es acotado, pero creo que tiene lo justo y necesario para disfrutar en cualquier momento del día. Si bien el foco está puesto en el café, no descuidan para nada los acompañamientos; todo es exquisito. Hay muchísimas alternativas que, al menos yo, no he visto en otros locales y la combinación de ingredientes que utilizan es muy interesante. 

Algunas de sus estrellas son: los huevos benedictinos con base de croissant; las tostadas con ricota; el bacon and egg roll; y la famosa Avo Toast. Los productos que no producen ellos, por ejemplo los budines, los compran a pequeños emprendedores, quizás no tan conocidos, que tienen un excelente producto.

Estuve ahí el día de la apertura para desayunar y todo estuvo perfecto; no importa cuando, Tati y Feli te reciben con una sonrisa inmensa. Esta vez ella tras la caja y el detrás de la máquina de café. 

Probé el Avo Toast, que no es la clásica que vemos en todos lados, la de Surry tiene: hummus, palta, huacatay (una especie de menta), cranberries y aceite de oliva; le agregué un huevo orgánico y queda aún mejor.  Me pareció espectacular, el hummus no tapa todo el sabor y puede apreciarse cada ingrediente; los cranberries aportan un toque agridulce que queda perfecto! 

Del café no hay nada para decir, es simplemente delicioso. Ahora que se vino el calor ofrecen un Iced Latte que es perfecto (siempre  que paso me tomo uno seguro!) 

Si necesitan un lugar donde trabajar, estudiar o simplemente sentarse a charlar con una amiga, ese es Surry Hills, un viaje directo a Sydney.

Tengo un amor único por Australia y aún no había encontrado ningún lugar que se asemejara con las cafeterías de allá. Hasta ahora, abrió Surry Hills y tiene una vibra australiana muy especial.
Suscribite y enterate todas las novedades!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *