Labor: una rotisería moderna

Los argentinos solemos consumir muchísima carne y, de vez en cuando, creo que está buenísimo salir de las clásicas preparaciones a la plancha o a la parrilla para probar algo diferente e igualmente lleno de sabor.

Hace poco fui a conocer Labor, en Colegiales, una rotisería más top que cuenta con un local pequeño y muchísimas preparaciones renovadas, fuera de lo habitual. Tienen un ahumador y horno de barro en los que cocinan los diferentes platos. Funciona todo el día, al mediodía sirven un menú promocional con una porción de carne + una guarnición a elección.

El menú se divide en entradas, platos fuertes y sandwiches, todo con hecho con productos de estación y materia prima de calidad, que se aprecia en cada mordida. Varios de estos se caracterizan por tener largas horas de cocción, lo que hace que el plato final tenga un gusto impresionante. Siempre tratan de darle un toque diferente a la comida para realzar no sólo los sabores, sino también la calidad del producto.

Desde que ingresas se siente un olorcito en el ambiente que ya te da hambre. Si bien se especializan en carnes, no es lo único que sirven; ahora ampliaron el menú y agregaron varias opciones aptas para vegetarianos, que son igual de deliciosas que los demás platos.

Nos prepararon una degustación de los mejores platos, esos que la gente más elige, y la verdad es que todo estaba muy bien, les cuento de nuestros preferidos:

Queso Halloumi a la plancha con babaganoush, miel y cherrys asados: este plato como entrada (o principal para vegetarianos) es espectacular. El queso está grillado a la perfección, crocante por fuera y un poco blando por dentro, lo que hace que tenga un gustito gratinado único. Me sorprendió muchísimo lo bien que combina con la miel, tiene el toque justo; además el babaganoush acompaña súper. Si son fanáticos de lo agridulce, casi que están obligados a probarlo


Empanada de tapa de asado ahumada: una verdadera locura! Tienen un buen tamaño y el sabor es demasiado rico, la carne tiene un gusto inigualable además de ser extremadamente tierna.

 

Ternera braseada al horno de barro: para comer esto ni siquiera necesitan cuchillo, se desarma sola. Tiene un glaseado agridulce que le sienta súper! Probamos sólo un pedacito y quedamos fascinados, es un éxito asegurado.

Tapa de asado ahumada: la estrella del menú de Labor, ese plato que TODO el mundo ama. Me lo recomendaron un montón y ahora entiendo porque. Primero la empanada, después esto. Insisto en lo sabrosa que es esta carne; está hecha al quebracho y espinillo por 6 horas y no se imaginan la ternura. La acompañan unas papitas exquisitas


Para terminar comimos unos membrillos en almibar con crema chantilly que estaban deliciosos. En Labor suelen utilizar frutas y verduras de estación, así se aseguran de que coman rico y que no tengan que hacer un aumento brusco de precios.

Les recomiendo que salgan de la clásica parrilla y, al menos por una vez, vayan a probar la comida que hacen en Labor, no se van a arrepentir. Los platos están aproximadamente $500 y no me parecieron nada pequeños. El ambiente es super relajado, ideal para ir en familia.

Hace poco fui a conocer Labor, una rotisería de la cual me hablaron maravillas. Probamos casi todos los platos de su nueva carta; acá te cuento de mis preferidos!
Suscribite y enterate todas las novedades!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *