Guía Gastronómica

Rubia Mireya Bar

 

Hace unos meses abrió sus puertas un nuevo bar en Palermo: Rubia Mireya. Lejos de ser como los típicos con mesas súper largas y un menú plagado de hamburguesas con papas, este supo darle otra vuelta tanto al menú como a la decoración.

Tiene varios silloncitos, mesas altas y bajas, todo hecho en tonos negros, como si fuese un bar antigüo pero de esos pitucos. En el patio tienen algunas mesas y una pared súper colorida que le da aún más vida.
La carta es de lo mejor, tiene opciones muy novedosas y hasta supieron reversionar las típicas hamburguesas, que están hechas con carne de res seleccionada y tienen combinaciones buenísimas. Aparte hay beigels (parecido a los bagels pero con otra masa) y unas entradas increíbles como ceviche, buñuelos de espinaca y parmesano, pimientos fritos y pinchos de cerdo.

Nosotros empezamos con unos Zapatos de Napoleon (ceviche de atún rojo en gravlax de remolacha, servido en tempura de cerveza) y los Cool Grandma (buñuelos de espinaca y parmesano).
Ambas cosas eran exquisitas. El ceviche estaba muy bien, traía bastante pescado y el sabor del limón no era extremadamente intenso; la base crocante estaba deliciosa. Por otra parte, los buñuelos son increíbles, el queso con la espinaca combina a la perfección y son bien contundentes, aparte los acompaña una salsa alioli riquísima

Para comer pedimos la hamburguesa de la casa: Black Yard. Es de carne de res en pan de tinta de calamar con hongos salteados en salsa inglesa, mayonesa ahumada, queso fundido y hojas verdes. No sólo la combinación es fantástica, sino que también la presentación, ya que es totalmente negra.

Sin dudas es de las mejores que hemos probado, la carne esta bien jugosa, en el punto justo; el pan demasiado tierno y todos los ingredientes van excelente juntos. Los hongos con la salsa le dan un gustito único.

Por otra parte, también comimos el beigel Pink Fish de salmón ahumado con remolachas asadas, hojas verdes y citrus alioli. La verdad que impecable, el pancito es mágico, parecido a la masa de factura, muy bueno. El relleno es abundante y el alioli es bárbaro, especialmente para aquellos fanáticos del limón. Aunque yo tuve que sacarle un poco porque no soy muy fanática.

Ambos platos estaban acompañados de unas papas fritas maravillosas, crocantes por fuera y suavecitas por dentro. Pueden elegir algunas de las salsas caseras para comerla. Nosotros fuimos por la de berenjenas ahumadas que es una locura! Realmente sabrosa.

Tienen variedad de cerveza artesanal, para todos los gustos. Probamos la Honey que siempre viene bien para acompañar la comida.

Si están buscando un buen lugar donde ir a tomar, original y con una gastronomía increíble, no pueden perderse Rubia Mireya. La van a pasar súper bien, sin gastar tanto y en un espacio divino.

Dirección: República Arabe Siria 3090, Palermo

Buenísimo este bar! El menú tiene una vuelta de tuerca copada, con opciones fuera de lo tradicional, exquisitas. Está ambientado muy lindo y los precios son super razonables!
Suscribite y enterate todas las novedades!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *