Guía Gastronómica

Desarmadero Bar

¿Qué mejor que empezar la semana tomando unas buenas cervezas y comiendo súper rico? Yo diría que nada. Ahora Desarmadero Bar abre también los lunes, ideal para una salida tranquila entre amigos o en pareja y encarar los días que quedan para el fin de semana con la mejor onda.

El bar es muy copado, ya desde afuera llama la atención la inmensa obra que le da personalidad: la cara de un Viejo hecha con recortes de metales reciclados, que le da el nombre de “Desarmadero” al lugar.

Es bastante amplio, con mesas comunales e individuales en la vereda, un salón grande y una terraza que hasta está calefaccionada para los días fríos. Tienen una propuesta gastronómica más que interesante, quizás no tan usual para un bar. En la carta hay de todo un poco: variedad de tapas, hamburguesas, sandwiches, ensaladas y hasta una parte de despensa. Aparte tienen unas 24 canillas de cerveza, que van rotando a diario.

La elección de la comida nos costó un poco porque todo era realmente muy tentador, pero finalmente nos decidimos por los ravioles de cordero fritos con chutney; el sandwich de bondiola braceada en cerveza IPA; el plato de salmón ahumado, queso crema, alcaparras y pan de campo; y las papas rotas con salsa de alioli.

Sinceramente era todo espectacular, súper abundante y con mucho sabor. Los ravioles fritos fueron una novedad, ya que nunca antes los habíamos probado. La masa es excelente, con el crocante justo y para nada aceitosa. A pesar de que son como bocaditos, están rellenos con ganas, son una delicia.

Por otra parte, el sandwich de bondiola con cheddar y cebollas caramelizadas fue excelente. La carne no podría haber sido más tierna, se desarmaba sola; el pancito era demasiado suave y todos los ingredientes se complementaban bárbaro. El platón de salmón también estuvo muy bien ya que no escatimaban con el pescado, al cual se lo notaba fresco. Aparte lo acompañaba un pancito de campo fantástico.

  Las papas fueron de lo mejor. Tienen doble cocción, lo que hace que sean bien crocantes por fuera y suaves por dentro. La salsa de alioli las acompaña súper bien y la porción es muy grande. Los sandwiches vienen sin guarnición, por lo tanto pueden compartir las papas entre varios para acompañarlos.

Tienen unas 24 canillas de cerveza, cuyas variedades van rotando; además ofrecen unos cocktails de autor y otros clásicos.

El lugar está muy bueno, ideal para ir con amigos o en pareja. El ambiente es cálido.

Dirección: Gorriti 4295, Palermo

Un bar con muchísima onda en Palermo. La propuesta gastronómica es más que interesante y sale de la típica comida de bar. Tienen unas 24 canillas de cerveza.
Suscribite y enterate todas las novedades!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *