Guía Gastronómica

Crisol: nuevo menú otoño-invierno

Crisol estrenó su carta otoño-invierno y estuve en el lanzamiento probando las novedades que habrá esta temporada. Son platos más potentes, ideales para el frío, pero por sobre todas las cosas deliciosos.

Esta cafetería es, en mi opinión, una de las mejores cadenas que hay en la ciudad. Tiene unas seis sucursales distribuidas en los barrios de Belgrano, Palermo, Colegiales, Nuñez, Palermo Hollywood y Recoleta. Son locales amplios que se destacan por sus colores amarillos, su ubicación (siempre en una esquina), mesas a la calle y tranquilidad.

Lo primero que degustamos del nuevo menú fueron los desayunos. Fue un mix de ¡Siempre fin de semana! (Pancake integral con bacon, huevos revueltos y miel); Bagel de Salmón Gravlax (con huevos revueltos, palta, queso crema con hierbas, bowl de espinacas frescas con almendras); y Mango Banana Fit (tostada francesa de pan multisemillas en la base, yogur natural, banana, mango, quinoa mix, frutos secos, arándanos pasas y miel). Para mi fue lo mejor de todo, especialmente porque amo los desayunos.

Estaba todo exquisito. La tostada francesa es increíble, el pan súper suave y bien saborizado; la combinacion con frutas le aportaban un toque de frescura y los frutos secos un crocante buenísimo. Los pancakes también eran fantásticos, la miel le da un sabor agridulce bárbaro y todo mezclado queda excelente.

Luego probamos una sopa de zanahoria y jengibre que, si bien estaba rica, para mi gusto era demasiado fuerte. A continuación vino una mini ensalada de langostinos con espinaca fresca, cebada perlada, calabaza, gajos de naranja, almendras y cranberries pasas, con aderezo de cilantro y limón que es brutal; todo combina súper y es bien completa.

También probamos un mini “veggie sampler”, un platón apto para vegetarianos con distintas verduras cocidas de diversas maneras, es potente. Incluye hummus, berenjenas horneadas con pesto de albahaca, mini gratén de espinacas, tomates cherry confitados, hongos portobello, palta, garbanzos al limón y brotes del día. Es estupendo; sin dudas las berenjenas son lo mejor del plato, suavecitas y con mucho sabor. Todo tiene el condimento justo, es una opción divertidisima.

Por último comimos un papin relleno con ricota, parmesano y panceta que era una bomba. Ideal para una entradita o acompañar algún plato.

Una cena no termina sin postre y café, así que también degustamos los postres. Mantuvieron las tortas más  típicas, como la increíble chocotorta que hacen, y agregaron otras que me dejaron fascinada: Tarteleta de Nuez con toffee de caramelo y maní con crema Latte CR, y el domo de chocolate con leche y frambuesas, con una base crocante increíble. Ambos son un camino de ida y no tienen desperdicio.

En Crisol no sólo se encargan de crear platos deliciosos, sino que también se destacan por su café. Es de especialidad y realmente lo hacen riquísimo; probé un flat white perfecto, muy suave y con un aroma divino.

La visita a este lugar vale totalmente la pena. La relación precio-calidad esta muy bien y la experiencia es grata. Una vez que lo prueben, seguramente van a querer volver por más.

Dirección: Ramón Freire 1502; Av. del Libertador 4984; Gorriti 5996; Lucio Mansilla 3799; Av. Pueyrredón 2401; Av. Congreso 1602 

Un lugar increíble tanto para aquellos que disfrutan de comer sano, como para los que aman las comidas potentes. Acá hay opciones para todos los gustos, todo exquisito y abundante


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *