Guía Gastronómica

Vöer

Vöer

La moda de las cervecerías llegó para quedarse; cada vez son más los emprendedores que apuestan a este negocio, lo que es muy bueno ya que amplía las opciones, cosa de no terminar siempre en el mismo sitio. Cada una se caracteriza por su producto principal, la cerveza, pero hoy lo que realmente marca la diferencia es la comida.

La mayoría tienen hamburguesas caseras y papas con diferentes toppings, que suelen ser los platos que más salen. Hay muchos que se vuelcan a lo más clásico y otros que deciden innovar con los ingredientes.

Vöer abrió hace pocos meses en Palermo, justo en la esquina de Thames y Russel. El lugar es medio pequeño, pero el espacio está bien aprovechado con barras: hay una del lado de la vereda, otra en el salón, y una en la terraza en forma de L; aparte hay algunas mesitas adentro y otras dos en la calle. También tienen una televisión inmensa, ideal para ir a ver los partidos mientras se disfruta de una rica cerveza.

La carta está compuesta por algunas entradas como los sticks de queso, buñuelos de espinaca, y las infaltables papas con distintas terminaciones. Además tienen hamburguesas, sandwiches y panchos hechos con salchicha alemana cocida en la plancha.

Nosotros probamos las papas Vöer que tienen salsa criolla y están coronadas con dos huevos fritos; y las típicas con cheddar y bacon. Además de las hamburguesas más pedidas: Vöer Burger (mostaza casera,cebolla caramelizada, rúcula y queso); y la Provo Burger (mayonesa de la casa, lechuga, provolone, ají y cebolla asada)

Estaba todo exquisito, las hamburguesas  sorprendieron muchísimo, en especial la Provo Burger, que fue mi preferida, ya que podían apreciarse todos los ingredientes y ninguno se encimaba con el otro como quizás si pasó con la otra, que el gusto de la mostaza era muy intenso y, al menos a mí que no soy tan fanática del aderezo, no me agrado tanto.

El pan de ambas es excelente, bien esponjoso y no se desarma, tiene un toque de orégano encima que le aporta un sabor espectacular. La carne también estaba rica, cocida en el punto justo, para nada seca.

Las papas eran increíbles, no parecían estar fritas, entonces con todo lo que traían encima no quedaban tan pesadas, lo único que quizás estaban cortadas un poco grandes, pero eso no interfirió con el gusto. Cabe destacar que eran muy abundantes

Todo esto fue acompañado con una cerveza tirada roja, ideal para la comida. Ofrecen también variedad de cerveza tirada, y algunas de Antares.

Los precios son muy razonables, cada hamburguesa con papas cuesta $150 y las entradas unos $90. La pinta de cerveza en Happy Hour cuesta unos $70, bastante acomodado.

Dirección: Thames 1759, Palermo

El bar está muy bueno. Es un poco pequeño pero tranquilo para ir a tomarse una cerveza. Buenísimo para no terminar en los mismos lugares de siempre
Suscribite y enterate de todas las noticias!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *