Guía Gastronómica

Live Hotel Punta del Este

Punta del Este es un destino elegido con frecuencia por los argentinos para vacacionar y no es casualidad: las playas son hermosas, la ciudad es muy moderna, cuenta con varios atractivos y se puede disfrutar tanto en familia, como con amigos o en pareja. Es cierto que durante la temporada fuerte, es decir de diciembre a febrero, llegan a este lugar miles de turistas, por eso elegimos venir un fin de semana de marzo, que el clima aún está lindo y no hay tanta gente.

Nos alojamos en Live Hotel Boutique, que es sólo para adultos (es decir mayores de 18 años), ubicado a una cuadra del boulevard gastronómico y a 1,5km de la playa. Es muy bonito, lleno de detalles súper cuidados, con una decoración sencilla pero divina. Todo el personal es súper amable y amoroso, siempre te reciben con una sonrisa y están dispuestos a ayudarte con cualquier inconveniente: desde pedir un taxi, hasta como conectarte al wifi. Ellos hacen que la estadía sea aún más gratificante.

En la entrada, como en cualquier hotel, está la recepción, en la que siempre hay alguien para recibirte; aparte está el living donde sirven el desayuno. Continuando hacia el patio está la pileta, que pueden disfrutar todos los huéspedes, en la que hay  varias mesas con sombrilla, resposeras y un sillón para descansar al sol. Este último sector está lleno de verde, ideal para respirar aire fresco y relajarse.

Estuvimos en una habitación con cama doble matrimonial (también puede ser con dos camas) que, al igual que los demás cuartos cuenta con jacuzzi, un baño amplio, y un jardincito. Es comodísimo, tiene wifi gratuito y televisión que cuenta con la opción de Netflix. La cama es inmensa, y tiene un colchón que hace que tengas un sueño más que placentero.

El desayuno está incluido, es muy completo, con alternativas para todos los gustos: hay piezas de pasteleria, cereales, yogurt, facturas, panes, frutas, fiambres, jugos y huevos revueltos. Además para acompañar tienen distintas infusiones  como café en cápsulas, café de filtro, tes importados y chocolatada. Todo es exquisito, especialmente las cosas dulces, como los brownies, rogel, alfajorcitos, lemonies y demás, son tan deliciosos que te dan ganas de comerte mil; es buenísimo el tamaño en el que vienen, ideal para probar un poco de todo.

Quedamos fascinados con nuestra estadía allí, pudimos relajarnos y disfrutar muchísimo, ya que por las noches no se escucha ningún sonido, sólo naturaleza; todo está hecho para que estes lo más a gusto posible. Aparte, si tienen una tarde libre o el día esta feo, tienen el shopping a unas cuadras y miles de restaurantes cerca.

Si están planeando viajar a Punta del Este, sin dudas les recomendamos que elijan este hotel para el alojamiento, es excelente!

Increíble la atención y comodidad de este hotel. Las habitaciones son súper acogedoras, con todas las comodidades: cama grande, baño grande y un jacuzzi espectacular. Ideal para un fin de semana en pareja


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *