Guía Gastronómica

Foster

Es un hecho que nos encontramos ante un mundo totalmente tecnologizado, que cada vez abarca más aspectos de nuestras vidas. Hace tan sólo unos meses abrió en Buenos Aires Föster, es un fast food gourmet, el primer local automatizado de America Latina, cuyo concepto de comida es el de “Smart Food”: nutritiva, fresca y saludable.

La modalidad es muy simple: uno entra al local y se encuentra con unas pantallas en las que eligirá que comer; abona con tarjeta o mercado pago; ingresa su nombre; y en menos de 5 minutos tiene su comida lista, que saldrá por uno de los boxes donde figurara su nombre.

El local está ubicado en microcentro, allí donde abundan las opciones para comer, pero quizás ninguna cuenta con alguna alternativa liviana para el almuerzo, cosa de volver a nuestras actividades sin fatiga. Como era de esperarse, hasta la decoración es muy moderna. Tiene dos pisos y una terraza, todos con mesas comunales, individuales o barras, con algunos cuadros muy llamativos en las paredes. Cada ambiente es tanto silencioso como tranquilo, ideal para despejarse un poco.

El menú no es tan amplio, ya que para el almuerzo sólo cuentan con ensaladas, wraps y algunas sopas; esto no nos pareció malo porque no sólo te facilita sino que además te agiliza la elección. De ambas hay opciones con salmón, pollo, vegetariana y hasta vegana, todas hechas con ingredientes naturales.

Aparte ofrecen algunas cositas dulces para el desayuno, merienda o postre, como cookies, brownies, carrot cake y demás. Si lo desean también pueden pedir café o alguno de los juguitos naturales que hacen a diario cuyas combinaciones son un lujo.

Nosotros pedimos una ensalada de salmón gravlax (mix de verdes, arroz, choclo y semillas); y un wrap de pollo al curry. Ambas estaban exquisitas, la ensalada es muy completa; nos pareció súper original que el salmón está curado en remolacha, por lo que tiene otro color y buen sabor. En cuanto al wrap, el condimento que traía era genial, para nada fuerte, entonces podían apreciarse todos los sabores. De postre elegimos un brownie que era un bomba, bien húmedo y chocolatoso, nos fascinó!

Si trabajan por la zona no pueden dejar de visitar este novedoso sitio, quizás no es tanto por la comida, sino más bien por la experiencia, que les aseguro es única, imposible de vivir en otro lado.

Dirección: Tucumán 422, Buenos Aires

Lugar ideal para quienes trabajan en el centro y disfrutan de comer tanto rico como saludable. Todo es muy fresco y muy práctico para quienes tienen poco tiempo para almorzar.
Suscribite y enterate de todas las noticias!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *