Guía Gastronómica

El viejo Irlandés

¿Qué mejor que pasar la noche de sábado en un bar que sirva buena cerveza pero además excelente comida? Creo que casi nada. Hace unas semanas aprovechamos que la noche estaba súper agradable y fuimos hasta Zona Sur a conocer El Viejo Irlandés.

Es un barcito bastante amplio, ubicado en Banfield, que cuenta con un espacio muy lindo en la vereda lleno de luces, un gran salón y una terraza. Allí sirven variedad de cervezas artesanales y comida 100% casera que se caracteriza por ser tanto rica como abundante.

El menú cuenta con infinidad de opciones, hay alternativas para satisfacer cualquier paladar. Tienen entradas, hamburguesas, sandwiches, pizzas, platos más elaborados,pastas, milanesas, picadas, salteados y ensaladas. Todo es muy tentador, así que la tarea de elegir una sola cosa se hace complicada.

Nosotros decidimos comenzar con las clásicas muzzarelitas, que estaban fantásticas. La porción es bastante grande y están muy bien hechas: son crocantes por fuera, mientras que adentro se les chorrea todo el queso. Vienen con dos salsitas, una de queso crema con ciboulette y otra de salsa de tomate, que las acompañan bárbaro.

De principal elegimos el matambre tiernizado mediterráneo con tomates cherry, albahaca, salsa de tomates, olivas y queso acompañado de papas rústicas. El plato es muy grande, lo compartimos e incluso sobró un poco, quedamos muy satisfechos.

Estaba exquisito, la carne es bastante tierna, aunque esperabamos que lo fuese aún más, pero tenía mucho sabor. Todos los ingredientes están perfectamente balanceados, puede apreciarse cada uno y acompañan bárbaro ya que ninguno le tapa el sabor al matambre. Las papas también merecen una mención, tenían un condimento muy sabroso.

Al amplio menú lo completaban los postres: tortas en frasco, panqueques, copa helada y un mugcake con dulce de leche. Aunque estábamos que explotábamos, obviamente nos quedaba lugar para el postre; Elegimos dos frasquitos, la mousse el viejo (mousse de chocolate negro, maracuya y crema) y la chocotorta, que a diferencia de otras viene con Baileys.

Ambos son fantásticos, vienen en la porción justa. La mousse nos sorprendió gratamente, la combinación del maracuya con el chocolate es tremenda; bien livianita para bajar la comida. La chocotorta también era exquisita, el Baileys le aporta un saborcito especial que la hace más que excelente.

Si son de la zona no pueden perdérselo, aparte de todo lo mencionado los precios estan muy bien acomodados,  acorde a la calidad y el tamaño de las porciones (entre $130-$240 depende lo que elijan). Es ideal para una salida tranquila y linda a la noche.

Dirección: Alsina 1001, Banfield

Un lugar muy bonito para disfrutar de noche, con una carta llena de opciones y comida tanto rica como abundante. Varios de los platos son para compartir, pregunten!
Suscribite y enterate de todas las noticias!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *