Guía Gastronómica

Brunette

Brunette

Es impresionante lo mucho que creció el centro de Devoto como polo gastronómico en el último tiempo, cada vez se suman más propuestas distintas y lindas. Lo bueno es que están concentradas en los alrededores de la Plaza Arenales, que se encuentra cerca de las estación “Devoto” tanto del San Martin como del Urquiza, por lo que es una zona de fácil acceso.

Hace poco conocimos Brunette, un lugar que solía ser sólo de venta al público pero, sin despegarse de ese espacio, se ampliaron y abrieron un local bellísimo. Está justo frente a la salida de la estación del San Martín, es un espacio súper amigable; tiene algunas mesas en la vereda y otras adentro, donde la decoración tanto moderna como simple.

Aquí sirven de todo un poco para cenar o almorzar y para desayunar o tomar el té. Está buenísimo porque no sólo el ambiente, sino que también la carta se prestan para cualquier ocasión: cena romántica, juntada con amigas, comida en familia y demás. Por la parte de lo dulce tienen cuadrados, tortas, alfajores, tartas y demas; en cuanto a lo salado hay sandwiches, wraps, tartas, ensaladas, entradas, tapas y platos más elaborados, cada uno de estos con un toque más gourmet.

Fuimos a cenar y elegimos una mesita divina junto a la ventana. Comenzamos con dos entradas: queso brie apanado en panko con chutney de peras, y langostinos en panko con salsa de guacamole. La primera fue la que más nos gusto, especialmente por su originalidad, la combinación queda excelente, con un toque agridulce bárbaro. Vienen unas cuatro por porción que son bastante grandes; están bien crocantes por fuera que con el queso derretido por dentro quedan magníficas.

Los langostinos también nos encantaron,  son gigantes y, al igual que la anterior, la textura es buenísima, mientras que el pescado por dentro está tiernísimo. El guacamole que lo acompañaba estaba logrado a la perfección, con el toque justo de cada ingrediente.

Como principales pedimos las ribs de ternera al estilo jack,ecrasse de papas, bacon, queso, cebollas escaladas y tomate asado; y un pretzalej de salmón ahumado, queso crema y palta, acompañado con ensalada. Ambos platos eran tanto exquisitos como abundantes, diferentes a lo que habitualmente se ve en otros restaurantes.

Las ribs fueron de lo mejor, empezando por la presentación con el fuego de la cobertura apagándose (que de ninguna manera le da gusto a quemado al plato). Nos encantó que hayan salido de las clásicas que vienen con barbacoa, la salsa jack que tienen es deliciosa, que va genial con la carne, que quizás no es tan tierna como las de cerdo, pero no requería esfuerzo cortarlas. El acompañamiento es una locura, es una especie de pure, que combinado con los demás ingredientes tiene un sabor maravilloso, enserio de los mejores platos que hemos comido.

Para terminar no podíamos retirarnos sin antes probar alguna de las cositas dulces, que tanto nos llamaron la atención de su menú. Pedimos la chocotorta, una torta de la que jamás nos cansaríamos y ninguno la hace igual que otro. La de acá es una fiesta, la mezcla es fabulosa al igual que las capas de calles; tiene el balance justo.

Este lugar es espléndido por donde se lo mire, aparte tiene buenos precios que van acorde a la calidad; los platos rondan los $250 y son de gran tamaño. Pasen a conocerlo que se van a deleitar con unos platos gourmet muy sabrosos.

Dirección: Asunción 4185, Devoto

Un lugar ideal para tener una cena romántica o en familia. La comida es excelente y podes tener una comida de calidad sin gastar una barbaridad
Suscribite y enterate de todas las noticias!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *