Guía Gastronómica

Waffles House Ramos

Waffles House Ramos
Nicolás, el dueño de Waffle´s House, es un jóven de 23 años que viene del rubro textil por parte de su papá pero hace unos años comenzó su trayectoria en el mundo gastronómico con una juguería en Punta Mogotes, Mar del Plata. Allí fue donde por primera vez comenzó a vender waffles. Cuando volvió a Buenos Aires pensó en poner un Fast Food pero sólo de waffles. Compartió la idea con un socio, a quien le gustó la propuesta, y alquilaron un local en Palermo que comenzó funcionando bien, pero no era exactamente la idea que Nicolás tenía en mente. A los 3 meses el negocio creció muchísimo y su socio lo quizo sacar, por lo que se retiro de ese negocio para hacer lo suyo. Se asoció con sus amigos de toda la vida junto a quienes hace un año comenzaron a buscar el local. Ellos son de Ramos Mejía y notaron que era allí donde faltaba algo, así que alquilaron uno que solía ser una casa, la cual luego de 3 meses de obra quedó convertida en lo que hoy es Waffle´s House, marca que le pertenece a Nicolás. El lugar quedó buenísimo, tiene varias mesas al aire libre en el frente y muchísimas más adentro. Tiene una onda moderna con mesas de madera, hay una pared en el fondo de madera con algunos colores que tienen colgadas algunas plantas divinas. Esta pintado todo con unos tonos marrones y turquesa que no solo le dan mucha personalidad, sino que también lo hacen más luminoso. El principal producto que ofrecen son, claramente, los waffles, pero no son los típicos, son los mejores de tu vida. La propuesta no es para nada clásica, tienen unas combinaciones tremendas, tanto dulce como saladas, que te dan ganas de probarlas todas. Cuentan con dos cartas:una salada y la otra dulce. La primera tiene opciones muy novedosas con waffles de gustos no tan convencionales: cerdo a la barbacoa, pollo al verdeo, lomo a la mostaza y más. Además tienen las Waffles Burgers que son hamburguesas caseras,hechas con carne y cerdo, que vienen entre waffles, aunque pueden optar por el pan de viena que también es casero, pero le sacarían la diversión. También tienen Waffles Pizza, cuya base no es masa sino un waffle gigante. Por último ofrecen unos Hot Dogs que son bien americanos con combinaciones potentes, según nos comentaron el mejor es el de la casa que trae salchicha alemana, cheddar, tiras de lomo, morrón asado, champiñones salteados terminado con cibulette. Con la carta dulce se te hace agua la boca solo con leerla. Tiene waffles clásicos dulces (dulce de leche, frutilla y crema, miel) y salados (jamón y queso, bacon y cheddar, etc), pero los mejores son los gourmet. Hay de lo que se les ocurra, banana split, nutella, kit kat, torre de waffles, kínder, oreo, chocotorta y algunos más, que comparten la característica de ser una bomba. Pueden optar por pedirlos en tamaño grande o mini, con este último terminas bastante lleno. Nosotros pedimos dos Waffles dulces gourmet para merendar: el Kinder House que tiene dulce de leche, crema, kínder sorpresa, barrita kínder y helado de granizado; y el Proteico con yogurt, granola con mix de frutas secas y pasas de uva, miel y banana. Son los mejores waffles del mundo, dignos de ser llamados food porn. Lo que los hace tan buenos es la masa que es simplemente perfecta, no es para nada gomosa, tiene el crocante y la esponjosidad justa, que se aprecia en cada mordida, exquisitos. El de kínder es impresionante, te trae un huevo kínder (con sorpresita y todo) junto con la barrita entera, los ingredientes están re bien balanceados, tiene la cantidad justa de cada uno para no empalagarte. Usan materia prima de primera y hasta se puede saborear eso, por ejemplo el dulce de leche Vacalin. El otro waffle también era increíble,la presentación nos pareció lo más.  Viene cortado dentro de un bowl medio ovalado ubicado atrás para que el yogurt no lo humedezca, lo mejor que tiene (además de la masa) es que trae una buena cantidad de mix de frutas secas, no estaba lleno de pasas de uvas y tenía mucho más que solo nueces, es riquísimo. Ideal para los que son fanáticos del yogurt con granola como yo, o bien para quienes están previos a ir al gimnasio. Tanto si son de Zona Oeste como si no, deben hacer una parada en Waffle´s House porque no existen otros como los de acá. Además los precios no son una locura, los waffles dulces grandes cuestan entre $95 y $150 (para compartir) mientras que los mini salen entre $70 y $95. También tienen varias promos de waffles salados al mediodía, sólo en efectivo. El lugar nos encantó, es re familiar. Definitivamente tendremos que volver para probar los waffles salados porque parecen ser una locura. Este local abrió hace tan sólo 8 meses y dentro de poco tendrá su nueva sucursal en Palermo! Dirección: Alsina 224, Ramos Mejía  
Tanto el local de Ramos como el nuevo de Palermo mantienen la esencia de Waffles. Son, sin dudas, los mejores que he probado en la ciudad y la cantidad de alternativas que tienen es excelente
Suscribite y enterate de todas las noticias!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *