Guía Gastronómica

Brunch en Crisol

Uno de los términos que se puso muy de moda en torno a la gastronomía argentina es el brunch. Es una palabra de origen anglosajón formada por un acrónimo a partir de la unión de dos palabras: breakfast (desayuno) y lunch (almuerzo). El término nació en Inglaterra, donde se utilizó por primera vez a fines del siglo XIX entre las clases altas; luego se popularizó en Estados Unidos, como una comida intermedia entre el desayuno y el almuerzo para después de misa.

Generalmente se sirve los fines de semana y feriados desde las 10 de la mañana hasta las 5 de la tarde, ya que son los días en los que uno puede dormir un poco más de lo normal. Cuando se hace muy tarde para desayunar pero muy temprano para almorzar, se elige el brunch. En este se suelen combinar alimentos de una y otra comida, es decir dulces, salados, snacks con bebidas frías y calientes.

 

Hace poco probé el brunch de Crisol, una cadena de cafés que creció mucho en el último tiempo y sigue haciéndolo. Lo que más me gusta de este lugar es que mantiene tanto la personalidad como la calidad de los productos en todos sus locales.

Pasé a conocer la nueva sucursal de Nuñez, ubicada en la esquina de Av.Congreso y Montañeses. Tiene una ubicación ideal, en una zona bastante transitada, y está lleno de luz; el salón es bastante amplio y también cuenta con varias mesas en la vereda.

El brunch se sirve sábados, domingos y feriados de 11 a 16 hs, es para 2 personas cuesta $650. Incluye: 4 variedades de pan casero + queso crema y mermelada, huevos revueltos con panceta crispy, 2 mini granola+yogurt+miel pura+ frutillas; bowl de frutas de estación; 2 medialunas de manteca; 1 cookie de avena, pistachos, arándanos, pasas y semillas de zapallo; toston de salmón gravlax y queso crema con eneldo; 2 salchichas bratwurt a la plancha+ ensalada verde; ensalada de quinoa, calabaza asada, gajos de naranja, pasas de cranberries, almendras tostadas, queso de cabra. Además de 2 infusiones y una botella de limonada o jugo de naranja.

Todo es demasiado rico y abundante, no hubo nada que no gustara. Las granolitas fueron mis preferidas, es que en Crisol hacen unas granolas excelentes, llenas de frutas secas y con el dulzor justo. La cookie también es bárbara, gigantesca, y tiene un sabor impecable; también las medialunas son de otro planeta, por fuera tienen un crocantito  y almíbar delicioso, y por dentro son muy suaves, un placer comerlas.

Por la parte de lo salado, el tostón de salmón es increíble, no escatiman con el pescado y el pan es una locura (como todos los que tienen allí). La ensalada también estaba exquisita, muy fresca, ideal para este calor; el queso de cabra le da un toque genial, apenas fuerte. Lo único que no terminó de convencerme fueron las salchichas, que si bien son ricas, quizás lo reemplazaría por alguna otra cosa.

Algo para destacar son las bebidas, el café que sirven fantástico, no es ni muy fuerte ni muy suave, sabe genial. El jugo se lo notaba natural, como recién exprimido, impecable.

Sin dudas le recomiendo este brunch a cualquiera, tiene variedad de productos para todos los gustos habidos y por haber. Es excelente para que dos personas cubran el desayuno+ el almuerzo, o para que tres desayunen.

Pueden probarlo en cualquiera de sus sucursales, aunque si no termina de convencerlos tienen infinidad de opciones para desayunar, almorzar o merendar, muy completas. Tienen buen precio y son exquisitos.

Dirección: Av. Congreso 1602, Nuñez// Palermo Hollywood// Palermo// Colegiales// Recoleta

Este brunch va muy bien para dos, si son 3 pueden elegirlo como desayuno que van a quedar satisfechos, pero no para cubrir ambas comidas.Es muy rico y variado, con el balance de salado y dulce bien logrado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *